Enrique Viloria Vera:
Los defenestrados bolivarianos

Recordemos que la defenestración es el acto de arrojar a una persona por una ventana. La palabra procede del latín “de” (de, desde), y “fenestra” (ventana). Históricamente, el acto de defenestración tenía objetivos políticos y se dirigía contra individuos con altos cargos de gobierno. De manera figurada, también significa la destitución o expulsión drástica de alguien de su cargo o puesto, partiendo de este último significado, la palabra se utiliza para implicar una crítica negativa hacia alguien inepto, ineficiente.

En el caso del llamado Socialismo del siglo XXI, los entendidos en el tema del juicio a la cúpula cívico – militar-.que desde hace más dos décadas gobierna Venezuela – un país que antes era para querer y hoy es para sufrir-, alegan, bien documentadas, las siguientes razones:

* La destrucción a mansalva de la economía nacional, incluida las empresas básicas y, en especial, Pdvsa, la gallina de los huevos negros, así como la innúmera cantidad de empresas privadas expropiadas y confiscadas, todo con el fin de crear una economía importadora, de puerto, que además privilegió a los aliados de la Revolución bolivariana.

 

* La aniquilación de la institucionalidad venezolana, mediante la creación de instituciones paralelas y ad hoc que fueron absorbiendo las competencias legitimas de los órganos de los diferentes poderes públicos.

 

* La división de venezolanos entre escuálidos y revolucionarios, lacayos del Imperio y defensores de la Patria Socialista. A estos fines, la violencia se institucionalizó como política de Estado, los asesinatos están a la orden del día, van más de 300.000; ya Caracas superó el triste récord que ostentaba San Pedro Sula en Honduras. En Socialismo, la vida no vale nada.

 

* La muerte planificada del sistema de salud: hospitales sin medicamentos ni insumos, sin agua ni luz, médicos exiliados, enfermeras y paramédicos mal pagados, ambulancias inservibles, y, por supuesto, adultos, niños y ancianos que mueren por falta de atención hospitalaria…lo único que. Paradójicamente, funciona a todo vapor y a toda hora son las morgues.

 

* Carencia de alimentos y medicinas. A lo que se suma unos servicios públicos deteriorados; agua contaminada, luz e Internet ausente, transporte público en aguda crisis, y autopistas, carreteras y puentes intransitables.

 

* Hiperinflación indetenible, no hay salario que resista el aumento continuado de los precios…el hambre, la desnutrición, unidos a la ausencia de los alimentos básicos, han logrado que el venezolano Hecho en Socialismo se alimente de los vertederos de basura.

 

* Complacencia demente con los tíos Fidel y Raúl lo que implicó trato preferencial para Cuba en la venta de petróleo, y pago con sobreprecio en la compra de bienes y servicios que proporciona el régimen castro – comunista a la Revolución Bolivariana, especialmente el pago efectuado por concepto de los médicos de familia explotados y maltratados.

 

En fin, los especialistas en defenestración estudian si esta cúpula cívico–militar debe ser más bien arrojada desde el Balcón del Pueblo, ya en tierra – coinciden -, serán conducidos a aviones que realizarán vuelos especiales desde Venezuela a Cuba … esta vez de Caracas a la Base de Guantánamo.