Gladys González:
Algunos fundadores II

A pesar de nuestra corta data histórica son muchos las crónicas que aún se recogen de aquí y allá para seguir enriqueciendo nuestra identidad local.
--Don Felipe Castillo Rodríguez, se vino a El Tigre en 1937, tenía 28 años para esa fecha. se ubica  en la avenida 5,  allí vivió  4 años cuando se muda a la 2da calle Sur, paralela a la Miguel Otero Silva (hoy), allí establece su hogar permanente, se casó con la señora Edidta Rivas de Castillo, procrearon 5 hijos, 2 varones  y 3 hembras, comenzó su negocio de víveres  y licores a comienzo de los años 40, su permiso de “expedido de licores” tiene el numero 39 (1938-1939), siendo éste el primero en la ciudad. (Informe señor Castillo Rodríguez, 2005).
--Don Eleuterio Arcia vino a El Tigre, a comienzo de 1933, era  “bonguero”, vino a ver cómo era la cosa, le gustó, se fue a Barcelona, buscó, su familia, esposa  e hijos, se ubicaron en Casco Viejo; formó parte de los bongueros que conformaron el primer seudo mercado al aire libre en la calle Zoilo Vidal. (Información, don Eduardo Arcia, hijo; 2008).
--Don Florentino Zaurín, el abanderado en sembrar maní y otras hortalizas que ya se cultivaban en la zona, se fue y es un personaje muy importante en la historia  económica de nuestra ciudad, además excelente albañil, adjudicándose el prestigio de construir, edificios muy emblemáticos para la historia como lo son: El Cedro  Libanés, Edificio Ford, Edificio Farcheg, (calle Guevara Rojas), el Hotel del Orinoco, (avenida. España). (Información don Víctor Zaurín, hermano).
--Doña Lilia  Camejo de Rosetti, fue primera maestra (sin título), que reconoció el Ministerio de Educación en El Tigre; llegó siendo una niña; vivió toda su vida en la calle Bolívar, cruce con igualdad (detrás de  la iglesia Virgen del Valle), fue la asistente de la profesora  Natividad Cintrón de Palomino (la primera docente en dictar asignaturas comerciales). (Información suministrada por su hija Florángel  Rosetti Camejo).
--Doña Emilia Tritton, comunica que llegó a El Tigre, cuando tenía 8 años, “todas  las calles eran de tierra, los muchachos jugaban en ellas, libres y felices no habían casi carros. Vinimos de El Callao toda la familia, éramos y somos músicos”, todos los músicos nos unimos a Desmod Collet y organizamos los carnavales hasta hoy.
--Doña Marie Leonora Antuine “Hortensia La Flor de El Callao”,  igual llegó siendo niña  en 1940, con su familia, entre ellos su hermano Víctor Leslie, aprendió a coser, cocinar, se especializó en dulces criollos que llegaron a ser famosos, empanaditas de coco, plátano, guayaba, lechosa, cabello de ángel, panes.
Los carnavales no eran carnavales sin su madama “La Flor del Callao”, confeccionaba ella misma sus trajes y ganó innumerables premios; vivía en la avenida 5, cruce con  carretera negra La Flint . (Información de su hija adoptiva Celia Rondan de Montes).