JOSÉ LOMBARDI:
Pescuezo no retoña

“El pescuezo no retoña mi general”, estas fueron las palabras que el general Llovera Páez le dirigió al dictador Pérez Jiménez cuando asimiló que el poder lo habían perdido y el resto de la historia ya la sabemos. Ahora bien, analicemos cuáles fueron los hechos determinantes para que la dictadura fuera derrotada, sin pretender excluir del análisis otros hechos que sin duda fueron importantes, trataré de resumir en los siguientes lo que a mi modo de ver fueron decisivos.
La Carta pastoral de monseñor Rafael Arias Blanco publicada el 1ero de mayo de 1957 fue un documento que hizo despertar el sentimiento de lucha de un pueblo hasta ese momento aterrorizado, un renacer de Esperanza que lleno de coraje a los venezolanos, específicamente cuando con valentía monseñor Arias Blanco cita textualmente en el documento al Papa león XIII y su famosa encíclica Rerum Novarum “…el haberse acumulado las riquezas en manos de unos pocos… y, finalmente, la corrupción de las costumbres, han hecho estallar la guerra social… Y ese problema social, decimos y recalcamos, existe en Venezuela”
La conformación de la plataforma electoral unitaria de los diferentes partidos políticos a pesar de sus marcadas diferencias ideológicas, denominada Junta Patriótica fue el otro hecho determinante en la caída de la dictadura, recordemos lo que expresaban los líderes de la época en relación a la participación electoral, Rómulo Betancourt líder de Acción Democrática (AD) desde el exilio en el año 1956 expresó lo siguiente: “El próximo año debe haber elecciones en Venezuela, la oposición no está planeando atentados, ni insurrecciones sino que solicita amnistía para los presos y desterrados políticos y elecciones”. Rafael Caldera, líder de Copei expresó en un discurso en el nuevo circo de Caracas lo siguiente: “nosotros podemos comprender las razones que puedan tener otros para irse por el camino de la abstención, pero ese no es el camino nuestro; el camino nuestro es el camino de la lucha…Vamos a las elecciones para mantener este combate por el ideal” igualmente lo hizo el otro gran líder copeyano Luis Herrera Campins en su documento “Frente a 1958” expresando lo siguiente: “…ir a las elecciones no significa como cierta propaganda tendenciosa se complace en afirmar, cohonestar fraudes, sino hacer acto de briosa presencia cívica en el momento de buscar nuevos rumbos para el país”. En el caso del líder del partido URD, Jóvito Villalba expresó: “La Constitución Nacional es categórica al imponer al gobierno el deber de llamar a la nación a elecciones durante el año en curso” y finalmente el Partido Comunista en su pleno XIII realizado en la clandestinidad aprueba por unanimidad: “El Comité Central declara que luchara porque la secesión presidencial se resuelva conforme al artículo 104 de la Constitución, mediante la convocatoria a elecciones…” como podemos ver, todo el sector político estaba de acuerdo en participar en las elecciones.
Luego de realizada las elecciones y consumado el fraude electoral con el triunfo de Pérez Jiménez, vinieron las acciones decisivas, primero fueron los militares, cuando el 1ero de enero de 1958 dieron los primeros pasos de la rebelión militar por parte de la fuerza aérea acompañados del movimiento de tanques encabezado por el coronel Hugo Trejo, la rebelión fue aplacada pero los pilares del poder ya estaba corroídos, finalmente el llamado a la huelga general fue el puntillazo final para que Llovera Páez le dijera a su jefe que había que hacer maletas porque el “pescuezo no retoña”.
Aquí están plasmados todos los argumentos que a mi modo de ver legitiman el llamado a asistir a votar este próximo 20 de mayo, en un siguiente articulo profundizare sobre el tema, por ahora me conformo cerrar reafirmando lo que expresó el expresidente Herrera que a mi modo de ver conceptualiza la participación electoral en tiempos de dictadura…sirvió en 1958 ¿porque ahora no? “salir a votar es un acto de briosa presencia cívica en el momento de buscar nuevos rumbos para el país”