Alveniz Baloa: Copla llanera desde la selva de Amazonas

Hijo de padres músicos, cantantes y compositores, este intérprete que comparte el canto con la medicina veterinaria, presente su primera producción discográfica “Mi dulce recuerdo”

CARLOS SAN DIEGO

La música llanera se ha diseminado en toda la geografía de Venezuela, diferentes regiones de Colombia y por supuesto, en otras latitudes del mundo.

En lo que respecta a Venezuela, de cualquier estado o zona urbana surgen intérpretes de los pasajes, golpes, joropos y tonadas. Uno de estos casos es el de Alveniz Baloa. Nació en Puerto Ayacucho, estado Amazonas, el 1 de mayo de 1986.

Desde el hogar

La mayor influencia para determinar su talento y vocación por el canto de la música llanera, la recibió en su hogar. Su mamá y su papá son músicos, cantantes y compositores y cultores de las costumbres del llano.

Esta influencia lo llevó a participar a temprana edad en distintos festivales realizados en Puerto Ayacucho. Pero también destacó al participar en el programa de televisión Festichamo que dirigía y conducía el maestro Simón Díaz.

Coleador y médico

Alveniz Baloa también es coleador. Ha representado a su estado natal en diferentes zonales “C”.

Es egresado de la Universidad Experimental Rómulo Gallegos como médico veterinario, profesión que comparte con el canto y la composición.

Ha sido invitado a demostrar su talento, y calidad vocal en eventos en los que han participado intérpretes de la talla de Alejandro Rondón, Reynaldo Armas, Fernando Tovar, Alberto Castillo, Alexis Figuera, entre otros.

Buen resultado

Con empeño y dedicación, en el año 2016, logró grabar su primera producción discográfica con el título de “Mi dulce recuerdo”.

El álbum musical consta de trece canciones. De ellas, cinco son escritas por él. El primer promocional es el pasaje “Te extraño mucho” de Oscar Santana.

Otras canciones contenidas en este disco son: “El contrato” con letra de Edgar Laya y música de Alveniz Baloa; “Bendito sea Dios compadre” de Johan Mena; “Mi dulce recuerdo”, “Tú mi diamante”, “Eres”, “Ve y di” y “Bonguero del Amazonas” de sus autoría; “Radiante Cataniapo” y “Un golpe para Amazonas” de José Gregorio “kiki” Baloa y “Ruptura matrimonial” Víctor Suárez.

Baloa es una demostración de que los intérpretes de la música llanera surgen de cualquier región de Venezuela, de Colombia y del mundo. Se universaliza.