“No habrá solución si se pretende imponer una salida”

Caracas. Este viernes el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, aseguró que el gobierno de Venezuela y la oposición deben dialogar de manera urgente para poner fin a la violencia, que ha dejado 95 muertos en medio de protestas antigubernamentales reprimidas por las fuerzas de seguridad, los abusos y el fanatismo.
El portugués señaló que si se pretende imponer una salida no habrá solución a la situación que se vive en el país.
“La salida es el acuerdo, con elecciones, respeto a los derechos fundamentales y respeto a los poderes constitucionales”, señaló.
Guterres sostuvo que debe preservarse un camino constitucional que sea concertado.
“Es urgente una concertación nacional entre gobierno y oposición con dos grandes objetivos: erradicar la violencia, los abusos, el fanatismo y preservar un camino constitucional concertado”, dijo Guterres en un comunicado, este viernes dos días antes del plebiscito que la oposición quiere celebrar contra la asamblea nacional constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro.
Reiteró que la salida de la crisis debe ser únicamente entre los venezolanos y el papel de la comunidad internacional es apoyar los caminos pacíficos y de concertación política.
“Solo la política permitirá que vuelva la esperanza a Venezuela”, aseveró.

Justicia militar
La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos pidió ayer al gobierno venezolano que no use la justicia militar para juzgar a civiles, una práctica a la que ha sido sometida casi medio centenar de personas y a la que el gobierno no parece querer renunciar.
“Urgimos al gobierno a que inmediatamente deje de usar la justicia militar para juzgar a civiles, algo que es contrario a la ley internacional de derechos humanos, particularmente con respecto al debido proceso y a las garantías”, afirmó Elizabeth Throssell, portavoz de la Oficina, en rueda de prensa.
El ACNUDH instó a todas las partes a utilizar “únicamente medios pacíficos para hacerse oír”, y a las autoridades a garantizar los derechos a la libertad de expresión, asociación y reunión pacífica en el país.
Fuente El Nacional