Persiste escasez de efectivo en El Tigre

ANAIL GARCÍA

EL TIGRE. A la penuria de alimentos, medicinas y otros artículos de primera necesidad con la que tienen que convivir desde hace meses los venezolanos, se suma ahora la escasez de efectivo circulante en una economía aquejada de una inflación desbocada. Filas interminables en los bancos y cajeros automáticos de la ciudad, es el “calvario” habitual que debe vivir un tigrense que necesite conseguir efectivo.
Francisco Castillo, es jubilado y  manifiesta que “los bancos prestan un mal servicio, puesto que tienen hasta diez taquillas y sólo habilitan una o dos para atender a todos los clientes”. Asegura que no basta con lo difícil que ya es conseguir alimentos y medicinas, como para ahora tener que pasar todo el día en una entidad bancaria para obtener 8, 10 ó 20 mil bolívares.
En un recorrido realizado por el equipo reporteril de Mundo Oriental, se pudo constatar largas filas en las oficinas bancarias de la avenida Francisco de Miranda de El Tigre y  la que dispensa mayor cantidad de efectivo es el Banco de Venezuela, que entrega 85 mil bolívares por persona.
Por su parte el ciudadano Jhon Terán, asegura que procura realizar sus pagos con tarjeta de débito y transferencias electrónicas, puesto que no puede pasar el día entero en el banco.
Lo cierto es que las constantes alzas de los precios en los productos a generado que las personas requieran de mayor cantidad de billetes y esta situación sirve como caldo de cultivo para una nueva forma de “bachaqueo”, que consiste en que los comerciantes cobren entre un 10 a un 20% sobre el monto de efectivo que emiten a quien lo requiera.
Comerciantes informales, que se negaron a revelar su identidad por seguridad, aseguran que deben pagar entre 5 y el 10% a los cajeros de algunos bancos tanto públicos como privados para poder tener efectivo y seguir trabajando.
Omar Álvarez, economista, egresado de la Universidad de los Llanos Centrales, asegura que cerca del 90% del efectivo circulante en el país, se encuentra en manos del público y que si el Ejecutivo Nacional no toma cartas en el asunto la situación continuará empeorando, puesto que cada día el bolívar pierde más valor y las personas requieren mayor cantidad de efectivo para cubrir sus necesidades”. Álvarez informó que el Fondo Monetario Internacional ubica la inflación en un 720% en 2017, lo que representa una hiperinflación.