Dudas sobre Rusia acompañan a Trump en su gira por Asia

El presidente acusó a los demócratas de utilizar este asunto para intentar sabotear las relaciones entre los dos países, poniendo vidas en peligro.

Las preguntas sobre la intromisión de Rusia en las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016 han seguido a Donald Trump hasta Asia. 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el domingo en una conferencia de prensa en la capital de Vietnam que cree a las agencias de inteligencia de su país, que concluyeron que Rusia interfirió en los comicios en su favor. Pero el mandatario dijo también que cree a su homólogo ruso, Vladimir Putin, cuando dice que Moscú no hizo tal cosa. 

"Creo que siente que él y Rusia no se inmiscuyeron en las elecciones”, dijo Trump refiriéndose a Putin en una conferencia de prensa con el presidente de Vietnam en Hanoi. "En cuanto a si lo creo, yo estoy con nuestras agencias”. 

"Como actualmente están dirigidas por personas excelentes, creo mucho en nuestras agencias de inteligencia”, agregó el republicano. 

Altos cargos de la inteligencia estadounidense, entre ellos los de la CIA, concluyeron que Rusia intervino en la elección para ayudar a Trump a derrotar a la aspirante demócrata, Hillary Clinton. Un fiscal especial y varios comités del Congreso están investigando además la posible colusión entre Moscú y asesores de la campaña del empresario. Por el momento, esta pesquisa derivó en acusaciones a un exdirector de campaña de Trump y a otro asesor de alto perfil por delitos financieros o de otro tipo no vinculados a la campaña, además de en la confesión de culpabilidad de un asesor del presidente en materia de política exterior. 

Trump realizó estas declaraciones poco antes de partir hacia Filipinas, la última parada de su gira por cinco países asiáticos. Está previsto que asista a un par de cumbres internacionales los próximos dos días y que se reúna en varias ocasiones con el presidente del país anfitrión, Rodrigo Duterte. 

Grupos de derechos humanos criticaron duramente a Duterte por abanderar una guerra contra las drogas que incluye asesinatos extrajudiciales. Trump ha elogiado a Duterte por el manejo del problema de la droga en la nación. 

La cuestión de si Trump creía a la conclusión de la comunidad de inteligencia sobre la intromisión de Moscú en las elecciones ha perseguido a Trump desde enero, cuando dijo por primera vez en una conferencia de prensa poco antes de asumir la presidencia que aceptaba que Rusia estaba detrás del hackeo a los demócratas durante la carrera por la Casa Blanca. 

Pero la polémica no se apagó. 

Hablando con reporteros el sábado a bordo del avión presidencial Air Force One durante el viaje a Hanoi, Trump dijo que Putin volvió a negar de forma vehemente las acusaciones, en esta ocasión en un aparte de un foro económico en la ciudad costera de Danang. Trump esquivó las preguntas sobre si creía a Putin, pero destacó las negativas de su homólogo. El republicano acusó además a los demócratas de utilizar este asunto para intentar sabotear las relaciones entre los dos países, poniendo vidas en peligro. 

“Cada vez que me ve, dice: ‘Yo no hice eso’. Y creo, realmente creo, eso cuando él me dice que lo dice en serio”, dijo Trump, añadiendo que no tiene sentido abordar el asunto cuando Moscú puede serle útil a Washington en Corea del Norte, Siria y en otros lugares. 

Trump criticó también el sábado a los exdirectores de las agencias nacionales de inteligencia, apuntando que había muchas razones para sospechar de sus hallazgos. “Quiero decir, denme un respiro. Son piratas políticos”, dijo. 

En un tuit publicado el domingo desde Hanoi, Trump atacó a los “enemigos y tontos” que dijo que cuestionaban sus esfuerzos para mejorar la relación con Rusia y acusó a los críticos de “hacer política” y herir al país.

www.primerahora.com