Hombre fue asesinado de un tiro en la cabeza

CIUDAD BOLÍVAR. De un disparo en la cabeza, motorizados le dieron muerte a un hombre en el sector Campo Claro de la población de Guarataro, municipio Sucre del estado Bolívar.
Los vecinos escucharon la detonación un arma de fuego, cuando salieron de sus casas, notaron que dos sujetos huían a gran velocidad en una motocicleta. Por la oscuridad, los testigos no observaron las características de los delincuentes; sin embargo, presumen que son de la zona.
Mientras los sujetos escapaban, en medio de la calle un hombre de 30 años agonizaba con un balazo en la cabeza.
De inmediato los habitantes quisieron ayudarlo, pero fue en vano, antes que lo trasladaran hasta un centro de salud, dejó de respirar.
Aunque la víctima no portaba documentos, los residentes lo identificaron como Luis Alexander Carrasquel.
A través de una llamada, los testigos se comunicaron con los funcionarios de la Policía del estado Bolívar.
Luego de una hora se acercó una comisión adscrita a la Brigada Motorizada de la comisaría Sucre.
Los estadales escucharon el relato de los testigos e iniciaron el rastreo de los presuntos responsables.
Los oficiales realizaron recorridos en el barrio y sectores aledaños, pero no obtuvieron pistas de los homicidas.
A los funcionarios no les quedó más que resguardar la escena hasta la llegada de los expertos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.
Los familiares de la víctima no llegaron al sitio del crimen, así que los vecinos tomaron varias sabanas viejas y cubrieron los restos.
Aunque se rumoró que la víctima fue despojada de su teléfono celular, la información no fue confirmada por las autoridades que llevan el caso.
De acuerdo con la versión de los testigos, en la calle estaba sonando una miniteca desde muy temprano. Al parecer, la víctima llegó hasta la celebración en compañía de un grupo de muchachos. No era la primera vez que iban al evento.
Luis Alexander se alejó del grupo porque iba a comprar una botella de licor en una casa de la comunidad.
Pero en el trayecto fue interceptado por dos sujetos que se desplazaban en una motocicleta. En cuanto se le aproximaron, uno de los pistoleros sacó su arma de fuego y la detonó. Había sido herido en la cabeza.
Por ahora se desconoce si la víctima tuvo algún problema mientras estuvo en la celebración.
Presuntamente, los delincuentes estuvieron merodeando la zona una hora antes del crimen, sin levantar sospechas.
Fuente Primicia