Exigen atención pacientes de diálisis en Margarita

ASUNCIÓN. Por fallas de un capacitador, la planta de ósmosis que activa las máquinas de diálisis del hospital Luis Ortega de Porlamar, en la isla de Margarita, tiene altas posibilidades de quedar inoperativa, con lo cual dejarían de recibir tratamiento más de 270 enfermos que residen en la entidad insular.
Pacientes que acuden a diario al servicio de hemodiálisis “Dr. Edgar Moglia”, del referido hospital, pidieron a los medios de comunicación hacer eco de su preocupación, por el riesgo en el que están sus vidas, si no se atienden prontamente las fallas técnicas de los equipos.
En menos de 15 días la planta ha dejado de funcionar en dos ocasiones. Aun cuando por exigencias médicas estos pacientes deben iniciar su tratamiento conectado a las máquinas a las 6:00 de la mañana, cuentan que la semana pasada lo hicieron cuatro horas después, porque la planta no funcionó y debieron esperar a un personal técnico que hizo todos los esfuerzos posibles para ponerla a trabajar. Una situación similar se repitió este martes, por lo que a partir de las 8:30 fue que se inició el tratamiento.
Deyanira Rodríguez, una de las pacientes renales, confirmó que la Dirección del hospital está en cuenta de la situación, porque en reiteradas ocasiones le han hecho un llamado de alerta, sin embargo no ha sido atendida la queja.
La deficiencia tiene más de un año, aseguran, a pesar de que esa planta es la que activa las máquinas que son prácticamente el modo de vida, de quienes deben cumplir tratamiento de diálisis.
Disimuladamente, pues saben que las autoridades rechazan la presencia de los medios en las zonas hospitalarias críticas, personas que reciben tratamiento, refieren que sólo la fe en Dios y la paciencia con que los atienden las enfermeras, especialistas y demás personal del hospital, los mantiene vivos. Agradecen todo el cariño con que a diario los reciben, sin embargo desean que lo mismo hagan quienes tienen en sus manos el poder de tomar decisiones porque no sólo de amor pueden vivir.
“Es urgente que se haga un estudio de la situación de la planta de ósmosis para evitar que sigan sucediendo episodios como los que hemos sufrido”, afirmó otro de los afectados.
Fuente El Universal