Protestas por comida dejan cuatro muertos al norte del estado Mérida

 Cuatro personas murieron en protestas por comida que se registraron en municipios del norte del estado Mérida, tres de ellas en el poblado de Arapuey, municipio Julio César Salas del estado Mérida, donde la noche del miércoles hasta el pasado jueves en horas de la mañana hubo manifestaciones que controló la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y Polimérida.

El alcalde de Arapuey, Silvio Luis Torres, confirmó la muerte de las tres personas y dijo que se registraron 16 heridos.

Torres relató que un joven de 17 años murió instantáneamente la noche del miércoles cuando recibió un impacto de bala en medio de un grupo de manifestantes.

La segunda víctima fue identificada como Arturo Lino Volcanes Guillén de 73 años, quien según el parte de los cuerpos de seguridad se encontraba a eso de las 12:30 del mediodía del jueves con otras personas frente a un local comercial y fueron sorprendidos por tres vehículos de donde sus tripulantes sacaron a relucir armas de fuego y las accionaron contra los presentes.

En horas de la tarde del jueves ingresó a la morgue del Hospital Universitario “Pedro Emilio Carrillo” de Valera, estado Trujillo, una joven de 26 años de edad identificada como Elizabeth Sierra, locutora, a quien llamaban “Pochaca”, quien también fue herida a las afueras del local comercial.

El burgomaestre dijo que tras los disturbios ocurridos el miércoles en horas de la noche, ordenó mantener cerrado todo el comercio hasta mantener el orden y la seguridad en el municipio, pero dos negocios decidieron vender arroz ayer jueves y fue en ese momento en el que llegaron los “sicarios” a disparar contra los habitantes.

“Un grupo armado en vehículos en movimiento arremetió contra las personas que estaban en un local comercial que hacían cola para comprar arroz”, aseguró el alcalde Silvio Luis Torres al tiempo que dijo que se investigan los hechos.

En Arapuey, localidad del norte del estado Mérida y limítrofe con el estado Trujillo, son tres las víctimas fatales de las manifestaciones que ocurrieron por comida desde el miércoles en la noche.

Silvio Luis Torres lamentó la muerte de las personas y confirmó que todos eran habitantes del municipio.

Los heridos, 16 en total, que ingresaron al centro asistencial de Valera, el cual está más cerca de Arapuey que el hospital de El Vigía o el de Mérida, fueron diagnosticados con heridas por arma de fuego en el antebrazo, región torácica, región dorsal de tórax, miembros superiores, el rostro y el cuello, entre otras partes del cuerpo.

Por otra parte, autoridades policiales registraron además un fallecido el miércoles 10 de enero en horas de la tarde en la localidad de Tucaní, sector Caño La Yuca, municipio Caracciolo Parra y Olmedo.

Se trata de Manuel Alberto Oria Márquez de 23 años, quien presuntamente saqueaba un camión y recibió un impacto de bala que le afectó la vena femoral y falleció desangrado en el Centro de Diagnóstico Integral (CDI) de Santa Elena de Arenales.

La diputada a la Asamblea Nacional (AN) por el estado Mérida, Addy Coromoto Valero, manifestó que al menos seis comercios fueron saqueados desde el miércoles en la noche “porque en este pueblo hay mucha hambre”, dijo.

Aseguró que los fallecidos en Arapuey recibieron disparos desde un carro en movimiento. “La gente estaba afuera cuando un carro pasó disparando contra quienes estaban en la calle y mataron a dos personas. Uno era un muchacho”, resaltó.

Cisterna de leche fue retenida

La tarde de este jueves habitantes del municipio Caracciolo Parra y Olmedo (Tucaní), ubicado al norte del estado Mérida, retuvieron en plena carretera panamericana una cisterna de leche que se dirigía hacia la empresa Lácteos Torondoy, ubicada en la localidad de Caja Seca, estado Zulia.

Decenas de pobladores se subieron a la cisterna y obligaron al conductor a rodar unos metros más y atravesarse en la carretera para proceder a sacar de la cisterna la leche que se llevaron en baldes y tobos.

El hecho ocurrió a eso de las 3:00 de la tarde cuando también otros pobladores, encapuchados, retuvieron una gandola que transportaba maíz desgranado, carga que lograron extraer en poca proporción dado que efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) llegaron al sitio para retomar el orden público.

La gandola de maíz fue resguardada por el componente militar y escoltada por la carretera panamericana.

Ante lo ocurrido el comercio de Tucaní, poblado del norte del estado Mérida, cerró sus puertas para resguardar sus bienes

El tránsito por la carretera panamericana fue obstruido por la protesta que se extendió por más de tres horas.

La diputada a la AN, Addy Coromoto Valero, confirmó además el robo y sacrificio de al menos 30 reses de la finca “Miraflores”, ubicada en el municipio Tulio Febres Cordero, expropiada por el gobierno del expresidente Hugo Chávez, quien instaló en esos espacios una planta de etanol, la cual nunca ha funcionado.

www.eluniversal.com