Para comprar dos “coroticos” alcanza bono para preñadas

MIRTHA HERNÁNDEZ

ANACO. Mujeres embarazadas anaquense se quejan que el bono de 700 mil bolívares decretado por el presidente Nicolás Maduro este 30 de enero, no alcanza ni para comprar pañales.
“Un paquete de pañal amaneció ayer a 930.000 bolívares y si lo vamos a gastar en alimentos, se nos va en un paquete de arroz (210.000), uno de azúcar (210.000) y medio kilo de espagueti (170.000)”, se lamentan las futuras madres.
Las féminas en estado de gestación pasan horas, días y hasta una semana entera tratando de sacar la cuenta para que le sea entregada la Tarjeta de la Patria.
“Después de tanto madrugar, aguantar sol y hambre, cuando al fin logramos obtener la cuenta, nos dicen que no hay plástico. Si no nos agarra el chingo nos agarra el sin nariz”, se queja María Lourdes Martínez, quien es oriunda de la comunidad La Leona, perteneciente al municipio Freites.
El Banco Bicentenario y las dos sucursales del Banco de Venezuela con sede en el municipio Anaco, permanecen abarrotadas de jóvenes, adultos, mujeres en estado de gravidez y personas de la tercera edad, tratando de conseguir la cuenta bancaria para registrarse con el Carnet de la Patria para así disfrutar de los beneficios que son otorgados por el Gobierno nacional.
El día de ayer, después de que clientes de la sede central del BBVV realizaran una tranca el lunes en horas del mediodía en protesta por la tardanza en la entrega de la tarjeta débito, sorpresivamente llegó el plástico; 500 unidades en total.
El beneficio llegó sólo para cuentas corrientes. Para Hogares de la Patria, José Gregorio Hernández  y Bono Parto Humanizado no había. “Quedamos como novia de pueblo, vestidos y alborotados”, fue la queja del señor Argenis Cova Bastardo, quien estaba desde las 4:00 de la mañana anotado en una cola y no logró hacer nada.
“Mañana será otro día de largas colas, de mucha espera y volver a pasar hambre y sed”, sentenció Gloria Caraballo Fuentes, una señora de la tercera edad.
Las embarazadas no la tienen nada fácil para gestionar todos los requisitos para salir beneficiada. Todo un proceso engorroso resulta sacar una cuenta bancaria, buscar luego el plástico y registrarse con el Carnet de la Patria en la aplicación VeQR para recibir toda la ayuda necesaria durante los nueve meses y después del parto.