Hasta hoy se nos permite circular

Luego de 114 años de existencia del Diario EL IMPULSO, la falta de materia prima, nos obliga  a suspender de forma indefinida nuestra edición impresa. Como organización, hemos realizado todos los trámites indispensables para mantener nuestra línea de producción.

Una vez más, la Corporación Alfredo Maneiro (único ente autorizado por el Gobierno a suministrar insumos para los medios impresos), nos ha dejado a la espera.

Al igual que otras empresas editoriales,  anunciamos esta obligada y difícil decisión en medio de la compleja situación que atraviesa el país.

Hoy, nuestro futuro luce incierto. No escapamos de la calamidad que vive Venezuela en lo político, social y económico.

De antemano, agradecemos a nuestros fieles lectores, distribuidores, anunciantes y amigos que desde siempre han sido solidarios en todo momento y más, en circunstancias tan difíciles como estas. También, a nuestros trabajadores y empleados por su indoblegable apoyo a esta empresa a lo largo de tantos años.

Es notorio que este cierre tendrá un impacto con consecuencias incalculables a la libertad de expresión y de prensa, pues EL IMPULSO es considerado un icono de referencia en el periodismo moderno y por las luchas sociales. Sin embargo, no cejaremos nuestro esfuerzo en dejar ver la realidad del país por otras vías comunicacionales.

Estos 114 años no han sido en vano, hemos sobrevivido a situaciones inestables en otras épocas. Seguiremos luchando desde cualquier espacio que consideremos  trinchera, y así, poder mantener informados a nuestros consecuentes lectores del acontecer diario. Seguiremos siempre en defensa de la verdad y de los valores democráticos,  seguiremos siendo la voz de la ciudadanía, a quien nos debemos desde nuestra fundación.

www.elimpulso.com