Más de 700 inmigrantes venezolanos han tenido que irse de Cúcuta

Las autoridades de Norte de Santander, en Colombia, no han desestimado esfuerzos para fortalecer los controles migratorios en Cúcuta, ante la llegada masiva de venezolanos. El pasado 24 de enero, fue recuperada la cancha deportiva de Sevilla, donde pernoctaban venezolanos recién llegados a esa ciudad.

Según cifras de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía de Cúcuta, desde esa fecha hasta hoy, ya han sido devueltos hasta el puente internacional Simón Bolívar 700 venezolanos que no contaban con la documentación legal para permanecer en esta zona del país, explicó el diario local La Opinión de Cúcuta.

Así lo informó Mauricio Franco, jefe de esa dependencia, quien aclaró "mientras hacemos esa revisión se les explica que la Tarjeta de Movilidad Fronteriza (TMF) no es para venir a trabajar ni permanecer de manera indefinida en la ciudad".

Adicionalmente, explicó que desde la orden presidencial de intensificar los controles en la frontera, la labor se ha podido hacer con más precisión, gracias a la llegada de 100 policías, para registro y control en los espacios públicos de la ciudad.

"Nosotros hemos venido haciendo el trabajo, pero desde la visita del presidente, nos dieron pie de fuerza y eso sirve para apoyar muchos grupos, ya tenemos movilidad", agregó el funcionario.

Los puntos en los cuales han encontrado mayor cantidad de inmigrantes son la terminal de transporte terrestre, semáforos de la zona céntrica de Cúcuta, Parque Mercedes Ábrego, Parque Antonia Santos, la avenida séptima del centro, Cenabastos y la plazoleta del Ventura Plaza.

También han llegado a los barrios en donde la misma comunidad llama, debido a la afluencia constante de inmigrantes como vendedores ambulantes.

"No son deportados"

De igual manera, Franco enfatizó que a estos ciudadanos venezolanos se les ha llevado hasta el puente internacional de manera voluntaria.

"Ellos no son deportados. Si Migración detecta que van dos o tres salidas del país en la misma condición, puede proceder a expulsar", puntualizó.

Llamado a la comunidad

Finalmente, el funcionario reiteró un llamado a toda la comunidad cucuteña para evitar arrendarles a los inmigrantes que no cumplen los requisitos para estar en el país.

"No le arrienden a personas que no tienen los documentos regulares. Un pasaporte una vez sellado da una estadía de 90 días en el país. El Permiso Especial de Permanencia (PEP) da dos años, pero ojo, una persona con cédula venezolana o TMF, no tiene derecho a estar en el país por más de 7 días", sostuvo.

Sin embargo, indicó que la intención no es alarmar o generalizar señalamientos hacia los venezolanos, sino evitar actos de violencia similares a los acontecidos en los últimos días, como el caso de la mujer asesinada en el barrio La Victoria o la madre e hija muertas en Pamplona, en la cual se han visto involucrados ciudadanos venezolanos.

La actividad se seguirá cumpliendo mañana, tarde y noche y de forma indefinida.

www.panorama.com.ve