EARLE HERRERA :
Trump-CNN: Juego de tronos

El choque de trenes entre Donald Trump y los grandes consorcios mediáticos de Estados Unidos es un juego de tronos en el que la libertad de expresión es lo que menos importa. Olvídense de la primera enmienda, el Pacto de San José y toda esa bagatela con la que el imperio se limpia las narices cada vez que invade a otros países. “Volveremos a ganar guerras”, ha prometido el gran jefe blanco, para euforia de los carteles de la comunicación y sus “perros simpáticos”.
Los pobres comunicólogos criollos hacen pucheros teóricos por los desplantes de Trump a CNN, el New York Times y a otros socios del cartel de los medios. Si refrescaran sus lecturas y se olvidaran de Chávez y Maduro, darían con lo que es un reacomodo de poder en la fase superior del capitalismo, gústeles o no la reminiscencia leninista de la frase, a cien años del asalto al Palacio de Invierno.
Como en las pugnas palaciegas, el sistema no está en juego. Desde el siglo XIX, cuando en Estados Unidos se da el proceso de concentración de los medios y su cartelización, los dueños del capital deciden ponerle límites económicos y legales a lo que, años después, se denominaría mediocracia. Ya a mister Hearts (Ciudadano Kane), con todo su poder de chantaje y manipulación (hasta a una guerra se le dio su nombre), el sistema le hizo entender que el cuarto poder no podría pasar de eso: cuarto.  
El propio Eisenhower, quien conocía al monstruo por vivir en sus entrañas (Martí dixit), advirtió de la apropiación del poder (y  su democracia) por parte del complejo industrial militar. Los monopolios mediáticos se propusieron, de grupo de presión y de intereses,  tomar espacios de ese poderoso complejo. Con Donald Trump, ya sin rodeos, se les ha dicho: ¡Stop! Los han dejado desnudos, sin que la manoseada cobija de la libertad de prensa, información y expresión les sirva de mucho.
Cumplido su rol por encargo imperial, Donald Trump ha empezado a tragarse sus propias palabras. Cuando EEUU vuelva, como dice él, a “ganar guerras” (en verdad, ¿cuáles ha ganado?) CNN, el Times y demás consorcios estarán bajo sus órdenes de comandante en jefe. El reacomodo de poder habrá colocado todo en su lugar, el cuarto poder volverá a su cuarto y el juego de tronos habrá concluido, sin sorpresas.