ANDRÉS YÁNEZ :
Depresión actualmente

Un estado de ánimo es una emoción que temporariamente afecta a todos los aspectos de su vida. Ansiedad, júbilo, melancolía, ira, tristeza son solo algunos de los estados de ánimo dentro de la amplia gama de emoción humana. Para muchas personas, los estados de ánimo no son problemáticos, pero para todas aquellas personas en el que un estado de ánimo negativo persiste mucho después de que hayan pasado las circunstancias que lo activaron produce enfermedad, más aún cuando dichas circunstancias activadoras de estado de ánimo negativo se mantienen en el tiempo.
Cuando un estado de ánimo sobrevive a su contexto puede llegar a ser un impedimento serio para el funcionamiento emocional saludable. Se dice que los individuos cuyos estados de ánimo menoscaban su trabajo, sus relaciones y su potencial de felicidad tienen un trastorno del estado de ánimo, que se hace mucho más grave cuando se generaliza a toda una población. Uno de los estados de ánimo más frecuente, hoy por hoy, por las circunstancias generalizadas en la población, es la depresión.
El efecto predominante de la depresión es una pérdida de energía. Pocas cosas parecen interesantes, si es que alguna llega a parecerlo; la motivación llega a cero. Aunque esto parezca terrible, las personas en las garras de tales depresiones todavía son capaces de hacer cosas que necesitan realizar con el objeto de sobrevivir. Van al trabajo, pagan las facturas, cocinan sus comidas, y se relacionan con personas que demandan su atención. Este tipo de depresión  parece abominable pero la vida continúa a pesar de ella.
La línea entre la depresión menor y la depresión importante se cruza cuando ese abominable sentimiento de descenso invade cada parte de su vida. Experiencias que pueden ser objetivamente satisfactorias para otros, usted la siente como fracaso y frustración. Finalmente puede tratar de evitar tener cualquier experiencia en absoluto. La comunicación con la gente, incluso con la que ama, puede parecer difícil e intrusiva. Pueden rehuir el trato con la gente por completo. Y cuando considera el futuro, ya sea mañana, dos meses o dos años más adelante, no ve ninguna luz al final del túnel. No tiene ninguna sensación de que su melancolía y su desesperación se disiparán en algún momento. Hay mucha depresión importante hoy en día, en que sus síntomas son  graves, duran mucho tiempo y menoscaban la capacidad de una persona para funcionar. Entre los síntomas de depresión nos encontramos con un estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, casi cada día, interés o placer disminuido en casi todas las actividades del día, casi cada día, ganar o perder peso de manera significativa sin hacer dieta, y apetito disminuido casi cada día, insomnio o hipersomnio casi cada día, desasosiego anormal o una caída de la actividad física casi cada día, cansancio o pérdida de la energía casi cada día, sentimientos de inutilidad, o culpa excesiva o inapropiada casi cada día, capacidad disminuida para pensar, concentrarse o tomar decisiones casi cada día.