América Brito Carrera:
El ring de la esperanza

Un ring, entre otras cosas, es una plataforma acondicionada para los combates de boxeo y lucha; alegóricamente, vivimos metidos, diariamente, en un ring; combatiendo con nuestros semejantes para encontrar alimentos, medicinas y dinero; luchar con los especuladores, la inflación, los tramposos, los arrebatadores, pero, sobre todo con la pobreza de espíritu, la arrogancia y el engaño; las pocas energías que nos queda al llegar la noche no se recargan con tratar de dormir, porque las dolencias, cansancio y pensar en “mañana”, nos debilita más. Caminar de un lado a otro y luego montarse en una camioneta de las llamadas “perreras” es un suplicio, pero gracias a DIOS que sus choferes han llegado para solucionar el transporte, a falta de autobuses cómodos como los Yutong rojos que muchos han dejado de circular por falta de cauchos, baterías y mantenimiento en general. Hemos perdido fuerzas, pero no las esperanzas. Estamos prácticamente, reafirmando las tres virtudes teologales: FE, CARIDAD y ESPERANZA, creemos ver anaqueles de los supermercados repletos de alimentos e igualmente las farmacias atiborradas de medicinas; las panaderías con variedad de panes y dulcerías a precios razonables; han pasado los días y las esperanzas se esfuman y tocamos la caridad donde el amor a DIOS y al prójimo nos mantiene aferrado a que se imponga la ansiada PAZ, que no haya más muertes violentas. Habiendo agotado la esperanza y la caridad nos queda la FE, la primera virtud teologal, la cual permite CREER, aún sin comprender, las verdades de la iglesia. Así hemos transcurrido nuestro paso terrenal. El ambicioso y usurero compra hasta lo desconocido. Muchos cambian de sexo y fisionomía por caprichos; otros se dan a cada rato, banquetes mientras otros hurgan en la basura…
Hace exactamente 3 años pedí una línea telefónica porque la que tenía fue comprada sin hacer cambio de suscriptor creyendo en la buena FE del que vendió. Luego de 20 años; el vendedor se vino hasta El Tigre nuevamente y la mandó a mudar. Sin previo aviso. Expuse mi problema a CANTV (Caracas y El Tigre). “Espere, pronto se le solucionará el problema”. “Tomaremos en cuenta su planteamiento”. Así, han transcurrido 3 años y yo esperando el ansiado ring… ring.