Gladys González:
Algunas diversiones en El Tigre de ayer III

Seguimos recopilando algunas diversiones del pueblo en sus primeras décadas, encontrando varios datos interesantes acerca de ellas.
En la década de los 40, las carreras de bicicletas se hicieron casi semanalmente, las transmitía la primera emisora que tuvo nuestra ciudad “La Voz de El Tigre”. Partían generalmente desde el Grupo Trujillo (Av.5, con Av. España). Frente al 2do terminal de pasajeros. Don Eduardo Arcia Madrid, decía que hubo en la calle Guevara Rojas  al lado del Edif. A.B.C, hoy solo edificio invadido.
Primero las hacían los niños de primaria (los más pequeños en triciclos), luego se incorporaron los liceísta y jóvenes de los barrios, que comenzaban a conformarse, tenía una nutrida asistencia a todo lo largo de la Av. Francisco de Miranda (primera carrera). Este deporte conto con un gran animador. El señor Alfredo Florida Ortiz, locutor de planta de La Voz de El Tigre quien prestaba su apoyo, los comerciantes de diferentes negocios, patrocinaban, la Inspectoría  general de vehículos; Hoy I.N.T.T. Le dio alegría y diversión a grandes y chicos.
Los jóvenes, Alirio Herrera, los hermanos Hernando Antonio y Ramón Muñoz, Hernán Brito, Excenio Ojeda (padre), Silvio Bonaguoro, “Pepe” Rodríguez, Ismael Blanco entre otros, fueron grandes promesas  de este deporte, que le dio vida, entusiasmo y recreación a la ciudadanía de El Tigre de esa época.
Los Carnavales de El Tigre, fueron famosos en todo el país, cada colonia, institución, escuela montaba su participación, se hacían hermosas carrozas, muy bien elaboradas, donde se podían apreciar lugares emblemáticos de otros países, Italia, Portugal, El Líbano, fantasías combinadas, en interminables desfiles.
Los Carnavales denominados de “Oro Negro”, igual que los anteriores cobraron mucha fama y asistencia, venían grupos de Las Antillas que se unían a los nuestros, ya establecidos, Los Tritton (calle Cantaura, hoy Bolívar)  hacían comparsas bellísimas con el sabor y calor del  Callao. Hoy sus descendientes guardan la tradición. Los Azocar (calle Sucre) narra  “la gorda Teresa Mielan”
“Desde que tengo uso de razón, mi familia, hace comparsas, se pasan todo el año inventando que trajes van a usar; aunque ahora  tienen menos colorido. Los Colled comenzaron con don Desmod, ahora sus hijos y nietos. La famosa “Flor del Callao” (Hortensia Antuane), se esmeraba en la elaboración de sus disfraces y casi todos los años ganaba.
Milena Poletti, la hermana del señor polo Poletti, dueño del Almacén La Mascota, era una de las jóvenes más bellas y distinguidas fue nombrada reina de la ciudad, de los carnavales, del Baile de las Rosa, de la primavera, bien ganado su titulo  “Reina de Reinas de El Tigre”.
Rotary Club desde 1948, ha venido desplegando una loable labor, que hoy no solo es cultural, sino socio- educativa y asistencial en todos los sectores.
La Logia Masónica Nº 41, es un icono de los años 40, también se dedicaba actividades recreativas y culturales. Nadie olvidara al conjunto “Los Carmelitos”, Imposible no recordar el hermoso trabajo del Club de Leones, donde además de diversión hacían labor social hasta nuestros días.
Tal vez me equivoque soy humana y lo expreso con humildad, pero “antes”, sino tanto modernismo, habían más sitios para divertirse sanamente. Los habitantes eran más unidos, quizás por lo pequeño del grupo humano. Pido disculpas por los que no mencione seguiré investigando.