JOSÉ TOMÁS PÉREZ RODRÍGUEZ :
Refinación de petróleo

Derivados
del petróleo
Con esta entrega culminamos con los derivados del petróleo. Aun cuando existe muchos más sub-productos de esta rica sustancia, nos limitamos a los que ya mencionamos y con los siguientes:    
6. Combustóleo (Fuel Oil o Bunker C): Se usa como combustible industrial en la generación de vapor para calderas o energía eléctrica. Como ejemplo tenemos a las plantas termoeléctricas de energía, motores de propulsión marinos y otros. El control de sus características afecta principalmente a:
La viscosidad la cual se determina midiendo, a la temperatura de utilización, en el tiempo de flujo de una determinada cantidad de aceite a través de un orificio calibrado, verificando así que el producto podrá ser bombeado fácilmente.
La potencia calorífica, se evalúa en el calorímetro mediante la combustión en oxígeno de una cantidad pequeña de fuel-oil situada en una bomba metálica:
El contenido del azufre, que se obtiene igualmente con una bomba de oxígeno midiendo la cantidad de anhídrido sulfuroso producido.

El punto de ignición
El contenido de agua y sedimentos.
Asfalto: Hasta hace poco constituía la especialidad de algunas refinerías que los extraían de petróleos brutos particulares. Son productos de gran consumo exigidos en tonelaje creciente para la construcción de carreteras, autopistas, reparación de calles y caminos, para uniones de inmuebles, construcción de muros, para impermeabilización de techos, para la industria eléctrica, etc. Son objeto de ensayo de viscosidad, de penetración, de reblandecimiento y de ductilidad.
El mercado de naves en tránsito por el canal requiere también distintos grados de mezclas de los dos combustibles: Diesel Marino y Bunker conocidos también como IFO’S o Intermedios.
En este cuadro se muestra el promedio de rendimiento de un barril de crudo.