Atacados dos cargueros en el estrecho de Ormuz

Dos cargueros, uno de ellos un buque cisterna al servicio de un armador japonés, fueron atacados hoy cerca del estrecho de Ormuz, informaron hoy fuentes oficiales japonesas en Tokio.

El estrecho de Ormuz está ubicado entre el golfo de Omán, localizado al sudeste, y el golfo Pérsico, al sudoeste. En la costa norte se localiza Irán y en la costa sur el exclave omaní de Musandam.

El ataque coincide con el viaje oficial a Teherán del primer ministro japonés, Shinzo Abe, que en las últimas horas se ha reunido con las máximas autoridades iraníes.

El ministro de Economía, Comercio e Industria japonés, Hiroshige Seko, que fue el primero que en Tokio dio cuenta del ataque, dijo que las autoridades niponas están reuniendo información sobre el tema.

"He dado las órdenes necesarias para que sigan recogiendo información de forma integral y que se alerte a los implicados", agregó el alto funcionario.

Una de las embarcaciones es un buque cisterna de bandera panameña operado por la empresa japonesa Kokuka Sangyo que se dirigía a Tailandia y después a Singapur. Es un buque de 170 metros de eslora y 19.000 toneladas.

Se desconocen detalles sobre la otra embarcación, tanto de la carga que portaba como su destino, aunque medios locales apuntaron la posibilidad de que se trate de un carguero noruego.

En un principio, el ministro nipón había informado de que los dos buques estaban al servicio de armadores japoneses.

Directivos de la firma Kokuka dijeron que la embarcación que estaba a su servicio, que cargaba 25.000 toneladas de metanol, recibió un primer impacto a babor y los tripulantes intentaron apagar un fuego que se había declarado en la sala de máquinas.

Al recibir otro impacto, también a babor, el capitán dio orden de abandonar el buque.

Los 21 tripulantes son de nacionalidad filipina y se desconoce si han sufrido lesiones, según la compañía nipona. Fueron rescatados por otra embarcación que se encontraba en aguas cercanas.

Las autoridades de Japón no han precisado quién puede estar detrás de este ataque ni se ha confirmado que haya víctimas.

El estrecho de Ormuz, entre las costas de Irán y de Omán, es uno de los lugares más estratégicos por ser una ruta clave en el transporte de crudo desde Oriente Medio.

La V Flota de Estados Unidos, con base en Baréin, informó hoy de que estaba prestando asistencia a un número no determinado de petroleros que habían sido atacados en el golfo de Omán.

"Las Fuerzas Navales estadounidenses en la región recibieron dos llamadas de socorro por separado", aseguró en un comunicado el comandante Josh Frey, portavoz de la flota estadounidense, que es la responsable de velar por los intereses estadounidenses en aguas de la región.

Por su parte, la agencia oficial iraní IRNA dijo que un buque de rescate de ese país había salvado a 44 tripulantes de las dos embarcaciones y todos están a salvo en la zona de Jask. En una iban 23 personas y en la otra 21.

EEUU responsabiliza a Irán por el ataque

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha responsabilizado este jueves a Irán del ataque a los dos cargueros en el estrecho de Ormuz, en aguas del golfo de Omán, a unas 30 millas de la costa iraní.

"La valoración del Gobierno de Estados Unidos es que la República Islámica de Irán es responsable de los ataques ocurridos hoy en el golfo de Omán", ha acusado Pompeo en un breve comparecencia ante los medios de comunicación.

Las palabras del responsable se produjeron horas después de que dos barcos, uno propiedad de un armador noruego y otro japonés, sufrieran este jueves impactos y explosiones mientras salían del estrecho de Ormuz, uno de los lugares más estratégicos por ser una ruta clave en el transporte de crudo desde Oriente Medio. Por ahí pasa gran parte del petróleo que se extrae en Irán, en Irak, en Kuwait, en Arabia Saudí, en Emiratos Árabes y también el gas natural licuado de Catar.

Es también un punto de enorme tensión geopolítica. Por la rivalidad entre Irán y Arabia Saudí que compiten por la hegemonía en Oriente Medio y por la tensión entre Irán y los Estados Unidos. Washington tiene varias bases en la región y la Quinta Flota de la Armada estadounidense tiene su base en Baréin.

Dispositivo sin explotar

Estados Unidos se ha basado en "la inteligencia, armas empleadas y en el nivel de experiencia necesaria para llevar a cabo los ataques, recientes sabotajes iraníes a otros buques y el hecho de que no hay ningún grupo de poder en la zona" para determinar que Irán está detrás de éstos, según ha explicado Pompeo. Un oficial estadounidense ha señalado a Reuters que un dispositivo sin explotar, que se cree que es una bomba lapa, ha sido visto cerca de uno de los petroleros atacados.

De confirmarse este extremo, sería el mismo método utilizado en el ataque contra otros cuatro buques en la costa de Emiratos Árabes el mes pasado.

Pompeo ha defendido que Teherán busca interrumpir la circulación de petróleo a través del estrecho de Ormuz y mantiene que estos ataques son parte de un plan para aumentar la tensión. De hecho, Teherán ha amenazado en el pasado con bloquear el estrecho como respuesta a diferentes sanciones.

Mientras que Pompeo ha señalado que Washington todavía quiere que Irán regrese "a la mesa de negociaciones", el presidente estadounidense, Donald Trump, ha señalado que, aunque valora la visita que ha realizado el primer ministro japonés Shinzo Abe a los líderes iraníes, cree que es muy pronto para ni siquiera pensar en un trato entre Estados Unidos e Irán: "No están preparados y nosotros tampoco", ha afirmado en su cuenta de Twitter.