Muere el expresidente egipcio Mohamed Morsi en pleno juicio

EL CAIRO. Mohamed Morsi, expresidente de Egipto falleció este lunes en pleno juicio que se desarrollaba en su contra por espionaje, en un tribunal de El Cairo, según informó la televisión estatal egipcia y el hijo del exmandatario, Ahmed Morsi, a través de las redes sociales.

Morsi, de 67 años de edad, se desplomó ante la corte después de su comparecencia y fue trasladado al hospital, donde lo declararon muerto a las 4:50 pm hora local (14.50 GMT).  Su historial médico apuntó que no reflejaba que hubiera tenido problemas recientes de salud.

De acuerdo con la información que aportó un funcionario judicial, Morsi se dirigió a la corte desde la celda de cristal instalada en plena sala y advirtió que guardaba “muchos secretos” que podía revelar, pero minutos después se desvaneció y murió poco antes de ingresar a un centro médico.

Mohamed Morsi permanecía en prisión desde el 3 de julio de 2013, tiempo en el cual fue sometido a múltiples juicios. Para el momento del hecho, Morsi estaba siendo juzgado por la supuesta revelación de secretos de Estado a entidades extranjeras, como el grupo palestino Hamás.

El exmandatario asumió la presidencia de ese país tras vencer en las urnas en junio de 2012 y fue derrocado el 3 de julio de 2013 por un golpe de Estado, liderado por el general Abdelfatá al Sisi, entonces jefe del Ejército y en la actualidad presidente del país. Su breve mandato, de apenas un año de duración, fue muy polémico y agitado, y en varias ocasiones hubo protestas en las calles en contra de sus políticas consideradas no inclusivas y radicales, sobre todo por la minoría cristiana de Egipto, las mujeres y los sectores más liberales.

Morsi fue el primer presidente de Egipto, en ser elegido democráticamente tras el final del régimen de Hosni Mubarak en febrero de 2011.

El Tribunal de Casación de Egipto decidió en 2016 revocar la condena a pena de muerte impuesta a Morsi por haberse fugado de prisión, y ordenó que se repitiera el juicio. El tribunal también revocó entonces las condenas a muerte dictadas para otros once acusados en el mismo proceso.

 

Condolencias

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, lamentó la repentina muerte de Morsi, quien fue uno de sus principales apoyos. “Que Dios le conceda a nuestro mártir, a nuestro hermano Morsi, su misericordia”, declaró Erdogan a un grupo de periodistas. Acusó a la Unión Europea de “hipócrita” por reunirse con Abedelfatah Al Sisi, que dirigió el golpe de Estado contra Mursi y gobierna ahora el país. “Tras destruir la democracia y llegar al poder mediante un golpe, el tirano Al Sisi ha ejecutado a unas 50 personas. Mientras la Unión Europea promueve la prohibición de las ejecuciones, se reúne con él cuando los invita. Esto no es sólo tener un doble rasero, sino ser muy hipócrita”, dijo.

Asimismo, el emir de Qatar, Sheikh Tamim bin Hamad Al Thani, trasladó sus condolencias a los familiares de Morsi en un tuit.

La organización Human Rights Watch dijo que la muerte de Morsi era “completamente predecible” por el “fracaso” de las autoridades egipcias para permitir la atención médica. Su familia ya había reportado que el estado de salud de Morsi se había deteriorado debido a las duras condiciones en las que permanecía encarcelado.

Por su parte, Mohamed Sudan, miembro de Hermanos Musulmanes en Londres, apuntó a que la muerte de Morsi es equivalente a “un asesinato premeditado” y denunció que el expresidente tenía prohibido recibir medicamentos o visitas y que la información sobre su estado de salud era escasa.

Fuente: https://talcualdigital.com/