San José de Guanipa es más que una línea telegráfica

San José de Guanipa es más que una línea telegráfica

 

Carlos San Diego

EL TIGRE. Así como las carreteras, las vías férreas y los puertos en ríos, lagunas, lagos y mares marcan el nacimiento de una localidad o contribuyen a estimular su desarrollo, ocurrió con Guanipa o San José de Guanipa, ciudad del sur del estado Anzoátegui, que también se le conoce como El Tigrito.

Su data con perspectiva de centro poblado parte de  1910, propiamente el 14 de noviembre de ese año, pero se cree que antes fue punto de referencia geográfica entre las poblaciones de Cantaura y Soledad, en las amplias sabanas de la Mesa de Guanipa, atravesada por morichales y abundantes manaderos de agua cristalina.

No se ha determinado un nombre exacto sobre la denominación que antecedió antiguamente al lugar. Surgió como pueblo antes que El Tigre (1933) y sin embargo, cargó por largo tiempo con el diminutivo de El Tigrito, al quedar mayormente operativo para la zona industrial y empresarial, mientras que en El Tigre se diversificaba la dinámica económica bajo la figura de la explotación petrolera.

En los años 80, surgió una polémica pública por la prensa local entre varios representantes de instituciones de la zona, para analizar qué nombre le convenía más al poblado, si El Tigrito, San José de Guanipa o Ciudad Guanipa, después que el 15 de diciembre de 1972, se creó el Distrito Guanipa, y el 2 de enero de 1974 se instaló su primer Concejo Municipal, presido por Carmen “lala” de Mujica. Lo cierto es que en 1992, producto de la reorganización territorial del país, fue elevado de distrito a municipio autónomo Guanipa, se deduce, que tomando el nombre de Guanipa (mesa), del que muchos hablan que se debe al de una hermosa muchacha indígena no se sabe si Caribe o Kari’ña, que habitó en la margen izquierda del río Orinoco. Aunque el escritor y sacerdote anzoatiguense, Oscar Matute Ortiz, refiere que no se trataba de una mujer, sino de un cacique aborigen que tuvo mucha influencia entre la costa norte del Orinoco y la costa suroeste del Guarapiche, en lo que forma hoy parte sur de los estados Anzoátegui y Monagas.

Los linieros fundadores

Rosauro Caraballo, cronista del municipio Guanipa, dice que la línea telegráfica que tendía un puente comunicacional desde Barcelona, pasando por Cantaura hasta Soledad, le dio vida a San José de Guanipa. El liniero o cuidador del alambre telegráfico, Cruz Vicente Guevara, procedente de Cantaura, se instaló en la zona, quizás buscando un punto equidistante entre Cantaura y Soledad para realizar, sin menor apremio, su trabajo a principios del pasado siglo, 1910.

Todavía existe en el río Tigre, al norte de San José de Guanipa, el sitio conocido como Paso de La Línea, hasta donde hace poco hubo restos de algunos de los postes que utilizaba el tendido telegráfico.   

El periodista Alexis Caroles, cuenta que a estas labores se incorporarían luego Segundo Guzmán y Pío Hernández, que se instalaron con sus familias en casas de barro, paja y moriche en los alrededores de lo que se llama hoy La Planta de Hielo, en San José de Guanipa. Se levantó una primera oficina telegráfica cercana a donde está el centro comercial Riccobono y luego fue mudada junto a la vieja ceiba de la plaza Bolívar, lugar en el que se  tomó como punto de referencia para iniciar la perforación del pozo petrolero OG-1, en Campo Oficina, que dio impulso al desarrollo poblacional de El Tigre e influenció el potencial de El Tigrito. De allí que coincidamos en decir que estos tres linieros fueron el factor humano clave en la fundación de San José de Guanipa.

Primeros barrios

Caraballo cuenta que a principios de los años 40, en El Tigrito había tres barrios poblados y demarcados: Central, Barrio Loco y La Vuelta del Culo (hoy sector Santa Ana I y II), y fue en los años 70, cuando experimentó una expansión demográfica significativa al igual que la instalación de una infinidad de empresas de servicios industrial-mecánicos, petroleros y agropecuarios.

Iglesia y patrono

De quien ya hicimos referencia, el padre Matute Ortiz, hasta hace algunos años, párroco de la iglesia San José, apunta que maneja información de  que la primera iglesia de El Tigrito fue inaugurada en 1938 y elevada a parroquia eclesiástica el 28 de junio de 1952, siendo su párroco Aquiles Zanini. Su santo patrono, San José.

Plataforma económica

El municipio Guanipa mantiene unas perspectivas de desarrollo apuntaladas por la actividad comercial en primer lugar, seguida de la producción petrolera, que aún en medio de esas crisis que política, social y económica que avasalla al país, mantiene en campos como Melones, Cristobero y Miga, y de la producción agropecuaria, que ha venido en decadencia en los últimos años, a pesar de disponer la localidad de varios asentamientos agrícolas.

La tradición folklórica marca el perfil cultura del municipio Guanipa, con influencia predominante de las expresiones margariteña y llanera, pero sin dejar de lado el culto de una amplia diversidad de manifestaciones. Ha experimentado un importante crecimiento en áreas como danza folklórica, música y artes visuales. La celebración del carnaval y las ferias de San José son sus fiestas más vistosas.

Entre sus prioridades se encuentran la construcción de un hospital con maternidad, instalación de un núcleo universitario público, ampliación y recuperación de las redes viales, construcción de nuevo acueducto y planta de tratamiento que ayude a reducir el foco de contaminación ambiental que es la laguna de oxidación; construcción de un teatro de gran envergadura, culminación del frigorífico industrial, construcción de una terminal de pasajeros terrestre y de un moderno mercado municipal, así como la definición y uso del Parque Guanipa, que fue creado sobre un área de 367,84 hectáreas, pero que nunca se ha desarrollado. Su definición está descrita de la siguiente manera en el portal Municipios del estado Anzoátegui: “Parque suburbano que conserva el valor paisajístico y ecológico de los morichales de las márgenes del río  Tigre. Requiere proyecto rector de desarrollo, administración y manejo de parque, programa de señalización, levantamiento topográfico, censo de ocupantes y desalojo de residentes invasores”. 

 

/Foto: José González.